Noticias

La Once con Historia: “2 Giugno”

12062020El día 2 de junio, los italianos y sus instituciones están de fiesta, y no es en vano, se cumplieron 73 años de aquel plebiscito que dio fin a la monarquía de Umberto II, con su posterior exilio a Portugal. Esto dio como resultado la creación de una república, la etimología de esta palabra se entiende como “cosa-pública”, modalidad de organización política altamente difundida en occidente mediante gobiernos representativos elegidos periódicamente, en este caso, la península tiene un modelo parlamentario, donde el jefe de Estado se separa del jefe de Gobierno, éste último es quien detenta el poder ejecutivo. La constitución italiana actual, resultado cúlmine de este nuevo proceso constituyente, entró en vigor el día 1 de enero 1948.  Una vez mencionado lo anterior, es importante recordar al primer Premier de Italia, Alcide De Gasperi, quien, como líder de su coalición, vencería en las primeras elecciones democráticas, gobernando por 8 periodos consecutivos, desde 1946 a 1953, además, es considerado uno de los padres fundadores de la UE.

Este periodo de auge económico producto del plan Marshall, conocido como “Il Miracolo Economico” se extendió hasta fines de los años 60, donde Italia dejó de ser un país campesino y empezó a pavimentar la ruta para transformarse en un ejemplo de calidad y moda, pasando de la alta costura a la industria metalmecánica, sin dejar de lado su origen agrícola, exportando a todo el mundo alimentos con denominación de origen altamente cotizados. Pero no era todo color rosa, en 1978 las Brigadas Rojas, grupo terrorista de tendencia Comunista asesinaría a quien fuera ideólogo del Compromesso Storico y ex Primer Ministro Aldo Moro. Este pacto buscaba crear un consenso entre las dos grandes fuerzas políticas, la Democrazia Cristiana y el Partito Comunista Italiano en pos del desarrollo de esta joven república. Este sería solo uno de los tantos atentados terroristas cometidos por los “opposti estremismi”, diferentes grupos terroristas que atemorizaron a los ciudadanos durante la llamada “época de plomo” que inicio con la “Strage di Piazza Fontana”.

Entrados los años 80, Italia meridional viviría la insaciable búsqueda de justicia encabezada por 2 jueces, Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, líderes del “Pool Antimafia”, grupo a cargo del “Maxiprocesso”, juicio que culminaría con 360 condenados por diversos delitos relacionados con la actividad mafiosa, dando una suma de 2665 años de presidio para los imputados. En el año 1992, ambos jueces fueron asesinados en manos de la Mafia, inmolándose como mártires de la justicia y la ley. En ese mismo año, pero esta vez en Milano, tendría lugar el proceso “Mani pulite”, punto de inicio para revelar la enorme red de corrupción y de pagos ilícitos entre los grandes intereses financieros y políticos de dicha nación.

Entrados los 2000, las polémicas políticas no quedarían fuera del panorama nacional, Italia se transformaría en la principal nación entrada y asilo de inmigrantes ilegales provenientes de África, afectada por un profundo estancamiento económico y un alza de ideologías anti-UE, factores que darían como resultado, en 2018, el particular gobierno entre La Lega y M5S, ambos partidos unidos por sus diferencias con los gobiernos tradicionales y pro-eurpeos.

Detrás de cada acontecimiento de este gran país y de su historia republicana, hay un italiano, forjado por el imperio romano, la división medieval, la influencia eclesiástica, la unificación Garibaldina y este último gran proceso, la república, que engloba siglos de historia, base para las instituciones humanas, con la búsqueda interminable del bien común, y que, a pesar de la actual pandemia, tengan por seguro que una vez más, la cuna de la cultura occidental resurgirá. Cada uno de quienes componemos estas filas, tenemos elementos propios de esta nación, que no debemos olvidar y que deben reaparecer en los momentos más complejos. Tal como dice la canción de Francesco De Gregori… “Viva l’Italia”

 Por L. Zecchetto