Undicesima Compagnia di Pompieri di Santiago - Pompa Italia

Por amor a la Patria Lontana: La Pompa Italia a La Primera Guerra Mundial

Tropas Italianas El mes mayo del año 1915 no sería como cualquier otro mes para el aquel entonces Reino de Italia como tampoco lo sería para la colonia italiana residente en Chile. El 28 de de Junio de 1914 ocurriría el acontecimiento que detonaría una de los mayores conflictos bélicos a nivel mundial, el atentado de Sarajevo, donde el serbio Gavrilo Princip, miembro del grupo serbio "Joven Bosnia" ligado al grupo nacionalista Mano Negra, asesinaría al archiduque Francisco Fernando de Austria, que apoyaba la unificación de Bosnia con Serbia, y a su esposa Sofia Chotek. Su asesinato precipitó la declaración de guerra de Austria contra Serbia que desencadenó la Primera Guerra Mundial.

 

La tensión en el continente hasta ese entonces se percibía en el aire, la desconfianza existente entre los países incrementaba día a día durante el periodo que se conoció como la Paz Armada y que llevaron a la creación de distintas Alianzas a partir de 1882 y que dieron como resultado a la Triple Alianza (Alemania, Austria-Hungría e Italia) y la Triple Entente (Francia, Reino Unido y Rusia)

El Imperio austrohúngaro el 07 de Julio de 1914 dio un Ultimátum -con apoyo del Imperio alemán- a Serbia para que investigue el asesinato del archiduque acontecido en su territorio, ya que estimaba que la organización Mano Negra tenía conexión con aquel país. Serbia -con el apoyo ruso- no aceptó la participación de policías austríacos en investigaciones en territorio serbio, dando una respuesta negativa a la solicitud de Austria-Hungría

Ante dicha negativa, el 28 de julio de 1914, el Imperio Austrohúngaro declaró la guerra a Serbia. Al día siguiente Rusia ordenó la movilización general. En función de las alianzas militares, el 1 de agosto, Alemania le declararía la guerra a Rusia al considerar la movilización como un acto de guerra contra Austria-Hungría. Ante esto, y en virtud de la alianza militar franco-rusa de 1894, Francia le declaró la guerra a Alemania el mismo día.

brughera Colombo BrugheraConforme avanzaban los meses hasta Abril de 1915 la tensión se incrementaba y los países aliados a la Triple Entente aumentaban generando mayor incertidumbre frente al devenir del conflicto. Hasta ese entonces Italia se mantenía al margen, pero ante la esperanza de recuperar los históricos territorios italianos en manos austriacas, el 26 de Abril de 1915 firma junto a Francia, Reino Unido y Rusia el Tratado de Londres donde renuncia a sus obligaciones con la Triple Alianza entrando al grupo de los Aliados de la Entente donde según el tratado Italia recibiría las zonas habitadas por italianos en Austria-Hungría y gran parte de la costa dálmata. Así las cosas el 23 de Mayo del mismo año Italia le declaraba la Guerra a Austria-Hungría.

Los rumores de Guerra estaba en boca de todos los italianos residentes en Chile, por lo que el telegrama recibido pocos días después por el director de la Sesta Compagnia "Cristoforo Colombo" de Valparaiso donde ratificaba la información, no sorprendió a los voluntarios de la Pompa Italia. Como si fuera coincidencia, en el mismo periodo, el 21 de Mayo ingresaría como voluntario el Sr. Giulio Guadaroli Agnelli con el registro Nº61 de la Compañía y Nº10884 del Cuerpo, Voluntario que inmortalizaría su nombre tanto en Italia como en la Pompa Italia, dejando una huella indeleble en los registros de la Undécima.

Las noticias llegadas desde Europa eran alarmantes y era tema de discusión obligado entre los voluntarios de la Compañía las cruendas luchas que se desarrollaban en los campos de batalla; la guerra no sería un tema indiferente para una novel Pompa Italia. Así, la idea de enrolarse para ir a defender a la Patria Lontana crecía con más vigor en el interior de los oncinos y la fecha ya estaba definida; 10 de los 49 voluntarios con que contaba la Compañía partirían el lunes 10 de Abril de 1916. El domingo 09 a las 10:00 am, el párroco de los Padres Salesianos ofreció una misa en la Gratitud Nacional para orar por el feliz retorno de este valiente grupo de oncinos e hijos de Italia, la Compañía concurrió con su uniforme de parada para rendir honores a quienes partían a defender a la Madre Patria.

El día había llegado, y la Compañía se encontraba formada en su totalidad a las 8:00 am en la Estación Mapocho, donde el grupo de voluntarios que partirían serian:

• Vasco Innocenti Cocchi

• Silvio Barra Gino

• Amadeo Cuneo Denegri

• Alessandro Borghini Ducce

• Ennio Bucchi Morelli

• Giuseppe Oddone Villa

• Federico Pollarollo Bartuzzi

• Nicola Botto Parodi

• Paolo Podestà Figallo

• Illario Marengo Bollo

En este lugar partiría el tren que los llevaría a Los Andes, para luego abordar el Ferrocarril Trasandino con destino a Mendoza, punto donde harían transbordo al Ferrocarril General San Martin con destino a Buenos Aires, lugar de embarque a Europa.

La Compañía, con solo 39 voluntarios y con todo el espíritu y vigor de apoyar la cruzada de quienes fueron a la Guerra, prestaron el servicio bomberil con especial dedicación. Durante 1916 más voluntarios partirían al campo de batalla siendo estos:

• Colombo Brughera Volpi

• Giovanni Casali Naranjo

• Giulio Guadaroli Agnelli

Este último partido con la fe y el ímpetu de un fuerte, joven y pujante corazón hacia tierras donde la muerte asechaba la vida de quienes la enfrentaban y donde la irracionalidad hacía de aquellas tierras la incertidumbre misma de no saber a qué cosa se podrá enfrentar. Unos días antes de partir Giulio le escribiría la siguiente carta dirigida al Señor Director Salvatore Cuneo Coppola:

Cartagena 16 de Octubre de 1916

Señor

Director de la 11ª Compañía de Bomberos

Santiago

Señor Director:

Encontrándome inscrito en la Legación Italiana para partir a la guerra el 30 del presente, pues con esto he motivado mi partida a Cartagena e indudablemente debo faltar a mi correspondiente servicio a la Compañía.

Debo admitirle, señor Director, que mi partida a ésta fue el 20 de septiembre, pero antes pasé por el Cuartel dejando un papel escrito anunciándole mi partida para que me dieran el correspondiente permiso; pero creo que han hecho caso omiso a dicha carta.

Para mí es un sentimiento profundo el dejar de pertenecer a la 11ª Compañía después de permanecer bajo sus hospitalarios auspicios más de un año: pero Ud. comprenderá que ante todo está la Patria, especialmente cuando ella necesita de sus hijos para la defensa de su honor y su bandera.

Créame, señor Director, que no los olvidaré y que allá lejos, en los campos de batalla, recordaré con entusiasmo a mis compañeros que en la paz contribuyeron a velar por la seguridad y el interés de los ciudadanos chilenos y que hoy en la guerra contribuyen también con su óbolo.

Espero que si Dios me da la gracia de volver a mi querido Chile, tenga la satisfacción de ver siempre a una 11ª Compañía de Bomberos a la altura digna de las personas que la guían por el sendero del progreso.

Saludando atentamente a Ud. aprovecho la ocasión para suscribirme como su más atto. y S.S

Giulio Guadaroli A.

Por último el 28 de enero y el 25 de marzo de 1918 partirían respectivamente:

• Santiago Bertossi Yetri

• Gualterio Fioranza Masselli

bertossi Santiago BertossiLa partida de más hombres a los campos de batalla hacía cada día más complicada la labor bomberil, y así lo relataría el fundador Santiago Bertossi Yetri al Diario La Tercera en Junio de 1974 - "Nuestra partida casi diezmó a la compañía. Tuvo que recurrirse a auxiliares, algunos de ellos con apellidos españoles" -. Tras esto, durante el año 1918 la Compañía acordó entregar un premio especial de abonos de asistencia en los actos del servicio activo a todos aquellos que se encontraran en la guerra

Asi las cosas el tiempo avanzaba, y terribles noticias llegaban desde Europa, Giulio Guadaroli había muerto en el campo de batalla en Monte Grappa y Ennio Bucchi había resultado mutilado quedando ciego tras la explosión de una granada. La batalla no era fácil y muchos no lo pasaban bien, Colombo Brughera así lo señaló al mismo matutino –"estuve de motorista en distintas posiciones. Dirigía a los maquinistas que perforaban túneles para refugios aéreos a pocos metros de las trincheras de combate. Trabajábamos de noche. Solicité ser aviador, pero no me dieron permiso – Salí de un túnel entre matorrales, y ahí estaba la lucha, cuerpo a cuerpo"-.

En el ambiente de la Compañía se sentía un profundo pesar, pero las noticias seguían llegando y esta vez eran positivas; las tropas italianas de mar y tierra arribaban a Trieste en noviembre de 1918 tomando posesión de la ciudad luego de una violenta y ardua batalla. Conocida la noticia el Capitán interino Sr. Edmondo Schiaffino ordenó izar los pabellones patrios en el frontis del cuartel ubicado en la Alameda de las Delicias.

El 18 de noviembre de 1918 regresaba al país el primer valiente que partió a la Guerra. A las 11:30 fue citada la Compañía con uniforme de gala para rendir honores a su ex capitán y fundador Vasco Innocenti Cocchi. El conflicto había terminado y los valientes voluntarios comenzaban a volver a Chile y orgullosos engrosaban nuevamente las filas de la Pompa Italia, entre ellos Riccardo Federici Botto quien durante 1915 habia renunciado a la Compañía y tras volver de la Guerra su anhelo renació reintegrándose el 19 de marzo de 1919.

En medio de esta crueldad y oscuro pasaje de la historia de la humanidad, hombres de distintas nacionalidades, que no se conocían, sin odios ni rencores, se vieron enfrentados a esta despiadada y fratricida lucha donde la muerte se llevó a Giulio Guadaroli Agnelli, y que obligó a derramar su generosa sangre al igual que la de otros cientos de jóvenes que con su pujante y visionaria juventud defendieron a la Patria que en su corazón albergaban y que el flagelo de la lucha vio como a su temprana edad se llevaba sus vidas.

El ímpetu de Giulio Guadaroli, Ennio Bucchi y los otros que partieron a defender su Patria, y la que a sus padres vio nacer, es testimonio de cómo un bombero chileno fue capaz de cambiar un pitón por un fusil sin dudar; valor y abnegación que guían al bombero voluntario y que hoy en día se mantiene vigente como fiel testimonio de que frente al servicio de la comunidad estamos dispuestos a dar la vida si fuere necesario. No cabe duda que el valor y sacrificio de estos hombres ha quedado escrito con letra indeleble en la historia de la Pompa Italia y que debe ser tomado como ejemplo por los jóvenes miembros de nuestra querida Compañía. El nombre de Guadaroli en la lista, es el reflejo de que la proeza de estos 15 valientes no debe ser jamás olvidada. MORTO IN GUERRA GUADAROLI GIULIO. PRESENTE !